El Marketing. Un Juego de Citas

¿ Qué es el marketing? ¿ Es igual el tradicional que el digital? ¿ Se usan para lo mismo? ¿Qué estrategia debo usar? Respira, no todo es tan difícil como parece, y este tampoco será otro artículo como todos los que hay en internet sobre marketing, este está pensado especialmente para ti.


Podría añadir aquí un texto enorme y técnico sobre lo que es el marketing. Pero para ello hay infinidad de blog como este de Jordi que es muy completo y ahí seguro encuentras respuestas más técnicas. Yo te voy a hablar de emprendedora a emprendedor-a. Por eso, así en confianza te cuento, el marketing es un juego de atención y atracción, y como en todos los juegos, la estrategia que uses será crucial para ganar o perder. ¿La ventaja del marketing digital? Que se puede medir. Todo lo que hagas es medible.

Ahora bien, no es lo mismo elaborar un plan de marketing si tu propósito es ser influencer, que si lo que tú quieres es vender. El que quiere vender se preocupa de su cliente, de sus inquietudes. Mientras el influencer se preocupa de sí mismo.

Llegados a este punto, y teniendo claro que tú objetivo es vender, no podemos estar constantemente en nuestros canales como si de la teletienda se tratase. Debemos pensar en esta estrategia de marketing para empresa como si fuese un juego de citas, la primera mirada, el primer café, intercambio de teléfonos….
No pides matrimonio a la primera persona que te dice: ¡Hola!, pues pasa lo mismo cuando un cliente cruza esa primera mirada contigo, o lo que viene siendo con alguno de tus perfiles online.

Aquí lo interesante es llamar la atención del consumidor para que quiera quedar contigo para esa primera cita. Debes tener unos perfiles sociales muy bien cuidados, que ojo, si no sabes como no te preocupes, yo puedo ayudarte.
Pues esto todo, aunque te parezca una broma es una estrategia. Este proceso se conoce como embudo de ventas (AIDA) y tiene cuatro fases que te cuento ahora.

Embudo de ventas y sus fases.

Atracción o primera cita

Aquí es donde debe producirse el flechazo, ese amor a primera vista. Y, si no es posible enamorar, que si quieran ese primer café.
En esta parte es donde debemos sacar nuestro lado más divertido, y también cuidar nuestra imagen. Aquí la persona que te encuentre, no va a comprar en el primer segundo, pero sí que tenemos que tener un feed cuidado para que se quede y te siga. Usa los reels, aprovecha esta herramienta para mostrar tu lado menos serio. No es necesario que bailes, pero si puedes adaptarlos a tu contenido.

Vamos, lo que en este nuestro juego de citas se traduce en, no vayas mal vestido si tu objetivo es que esa otra persona quiera quedar contigo. Y, si por lo que sea no quiere o puede quedar contigo, sí que quiera tener tú número de teléfono para que pueda llamarte otro día.

Como ves, no es obligatorio que en el primer segundo se produzca esa compra, pero sí que te cueles en su cerebro. Que quede pensando en ti, y en ese impacto inicial que has causado. Debes tener claros cuáles son los puntos de dolor que tus productos o servicios solucionan, para hacer un especial hincapié en ello.

Interés o primer beso.

El intercambio de mensajes, las preguntas personales, o lo que se traduce en tu negocio como el interés por lo que vendes y las preguntas sobre sus beneficios o por lo que puede solucionar con ellos, como solucionar esos puntos de dolor.

No necesariamente deben producirse los intercambios de mensajes, igual en esa primera cita fue todo tan bien que no hay necesidad de mensajes. Puede que en esta fase sé dé ya como solucionado un problema y se pase al beso.

Para ello, en nuestro perfil de RRSS o tienda online con un apartado de blog, debemos dejar claro que somos unos profesionales en nuestro nicho, que sabemos de lo que estamos hablando, lo que estamos vendiendo.

Deseo o compromiso.

En esta fase empecé a escribir que era la más importante, que es aquí donde el cliente ve las soluciones a sus problemas, que con la compra de tus servicios o productos eso será suficiente. Pero honestamente, si las primeras citas fueron como a trompicones, aunque al final se llegue al compromiso nadie te va a asegurar el éxito. Porque igual aparece el/la fotógraf@ de la boda con una propuesta más sólida y siembra la duda. Me sigues, ¿NO?

Lo que si debe quedar claro, si durante la relación todo fue rodado, son los beneficios y todo lo bonito que será nuestra vida con ese salto de fe que supone el compromiso.

Acción o boda

El gran día, lo de vestirnos de blanco o de traje según sea el caso. Y en tu negocio, lo más emocionante. LA VENTA.

Aquí los CTA son los encargados de que se produzca esa parte final de todo el juego. Esos «ahora» «prueba» «apúntate», o bien en caso de venta los «solo durante 24h tendrá un X% de descuento». Vamos que no se arrepienta en el último segundo y te dejen en el altar con cien invitados a los que dar respuestas.

Caso práctico.

Porque al final, lo que a mi me llevó a este camino en el que estoy hoy es el de que la teoría es maravillosa, que dos mas dos son siempre cuatro. Pero en la práctica, aunque dos más dos sigan siendo el mismo resultado, muchas veces el proceso para resolver no siempre es válido. O ya no tanto que sea inválido, sino que no sabemos como llevarlo a cabo.

El primer contacto se produce con la foto y el texto con la oferta. Ummm, ya empiezas a tener hambre.
Un punto de dolor, o lo que se traduce como indecisión porque es lo que queremos pedir.
Solución, dos pizzas a un precio increíble.
Y una llamada a la acción clara, Comprar.
Si, se escaparán clientes de estas estrategias, claro, los que no comen pizzas sino hamburguesas, la gente a dieta, … Pero los que tengan esa necesidad de comida a domicilio, aquí tienen un gran gancho.

Si no sabes como aplicar estás estrategias a tu negocio, o futuro negocio, no dudes en contactar conmigo a través del formulario de contacto. Vender más es posible, y si por el camino nos divertimos el resultado será increíble.

1 Comment

Publicar un comentario